• David Ahuja

Hacia dónde va la TI en el corto plazo


La tecnología cambia con una velocidad vertiginosa. La capacidad de cálculo y almacenamiento crecen y los costos bajan, de modo que tecnologías que hace apenas unos cuantos años parecían difíciles de acceder están hoy mucho más cerca de gran número de empresas para aplicaciones imposibles de enumerar. Hablemos un poco de algunas de las más significativas:

  1. Inteligencia artificial y Machine Learning. Desde hace unos años se han utilizado modelos de inteligencia artificial IA (AI) que buscan hasta cierto punto imitar a la inteligencia humana cualitativamente, pero con mayor velocidad y precisión. Dentro de este campo en particular Machine Learning ha resultado muy exitoso y útil en tareas asociadas con el reconocimiento de patrones como la identificación de rasgos faciales, lenguaje natural por poner unos ejemplos. Está todavía en etapas iniciales de desarrollo y aun así está presente ya en nuestras vidas a través de aplicaciones bancarias, de control de tráfico, de identificación de imágenes y sonidos. La velocidad con que progresa es muy alta y sin duda es una tendencia que continuará.

  2. Computación en la nube. La migración hacia la nube pública ha mostrado tan alto potencial que cada vez más empresas deciden utilizar los recursos disponibles para reemplazar el modelo tradicional con el que habían operado durante décadas utilizando principalmente recursos locales. Una tecnología que ofrece día tras día nuevos recursos disponibles y alternativas para incrementar la eficiencia y garantizar la continuidad de la operación. No perdamos de vista que este desarrollo está también relacionado con la competencia que se da entre los principales proveedores globales de este servicio que están entre las compañías más grandes del mundo: Amazon, Google, Microsoft.

  3. El internet de las cosas. Otra consecuencia del abaratamiento de la tecnología ha sido la posibilidad de construir e integrar dispositivos ordinarios y completamente convencionales que ahora están en posibilidad de proveer y alimentar de información a grandes servidores y bases de datos. Un semáforo, una lámpara en la calle, una máquina que expende boletos o vende refrescos y golosinas, una máquina de pagos en estacionamientos o de la cuenta del teléfono y la electricidad son ejemplos de dispositivos que pueden estar conectados a la internet y generan un volumen gigantesco de datos muy valiosos para toda clase de análisis. Esta tendencia va en aumento y en nuestro país representa una gran oportunidad en el futuro inmediato.

  4. Edge computing. Internet es una forma de transmisión de datos, y su desempeño de la velocidad del medio físico de conexión, de la distancia entre los puntos a conectar y del número de nodos que un paquete de datos debe cruzar para llegar a su destino. Al surgir la centralización de procesamiento en la nube, se desarrolló el concepto de distribución de contenido como una forma de hacer llegar la información de manera más o menos uniforme a todos los nodos conectados con independencia de la distancia. Más tarde este concepto ha evolucionado, como consecuencia del incremento de puntos conectados, hacia Edge Computing que permite obtener tiempos de respuesta cercanos a los que se obtendrían a través de comunicaciones de corta distancia.

  5. Blockchain. El concepto sobre el que se desarrolló el Bitcoin y la demás criptomonedas es ya utilizado también para fines de registro y trazabilidad de operaciones. Al funcionar como un libro de registro distribuido y con transacciones infalsificables, puede ser utilizado para dar certeza a procesos en los que intervienen múltiples partes en tiempos y sitios diferentes. Las cadenas logísticas resultan un buen ejemplo donde se ha comenzado a utilizar blockchain para simplificar la forma en que la información es compartida, lo cual ahorros en costo para los miembros de la cadena.

Si bien son tecnologías independientes, diseñadas con un fin particular, encontramos hoy en día que todas ellas se ven beneficiadas de los desarrollos particulares. Y todas tienen una característica común: son punto de partida para la digitalización de las empresas, tema del que he hablado en un artículo anterior.

© 2020 Métodos Activos y Servicios de Consultoría, S.A.S. de C.V. Ciudad de México. contacto@mas-consultoria.com